Las niñas no pueden ser cosmonautas

El otro día fui a comprar unas camisetas con mi hija Nora. Nada más entrar en la tienda nos dimos de bruces con unas bastante bonitas, muy coloridas, con diseños originales. Nora se paró de repente y eligió dos o tres de ellas para probárselas. Cuando se percató la dependienta nos advirtió, asombrada, de que esa era la sección de niños y que la de niñas estaba más adelante. Enseguida le respondí que nosotros no nos fijábamos en esas cosas, que si algo nos llamaba la atención y nos gustaba, lo comprábamos. Ella insistió un par de veces más, un poco nerviosa y confundida (me pareció que también algo indignada): ehhh, estooo, pero es que esa es ropa de chico…

Continúa leyendo Las niñas no pueden ser cosmonautas

Eso lo hacemos en 3 meses…

Recuerdo que cuando era pequeño me encantaba cuando se rompían los aparatos electrónicos en casa (vídeocassettes, radiocassettes, etc… escribiendo estas dos palabras me acabo de dar cuenta de lo viejuno que soy), porque de esa manera tenía vía libre para destriparlos y mirar lo que había dentro e intentar arreglar lo que estaba roto.

Continúa leyendo Eso lo hacemos en 3 meses…